Las particularidades del Mir

En nuestra experiencia hemos podido observar una serie de particularidades con respecto al tipo de exámenes realizados durante la Licenciatura en Medicina:

No se dispone de temario oficial; esto dificulta el estudio pues el opositor desconoce la importancia relativa de las distintas asignaturas, así como los temas más relevantes de las mismas.

Existen diferencias significativas en el peso de determinadas materias dentro de los programas de estudio de las principales Facultades del país. A modo de ejemplo cabría reseñar: las asignaturas impartidas por el Departamento de Morfología de la Facultada de Medicina de la UAM (Biología, Anatomía e Histología) suponen, aproximadamente, 80 créditos de los 500 de la licenciatura (16%); cuando en el examen MIR no suponen más de 5 preguntas (1.9%), la mayoría de dichas preguntas hacen referencia a la anatomía de las extremidades y podrían ser contestadas sin dificultad con el estudio de no más de tres páginas del manual del que dispondrá el opositor.

La optimización del tiempo y dirigir el estudio hacia los temas más relevantes son tareas de los preparadores del MIR.

El éxito de nuestros alumnos se fundamenta en seguir las pautas de sus preparadores con el fin de rentabilizar al máximo su preparación y tiempo de estudio, pues sería impensable tratar de memorizar la totalidad de cada materia o tema que pudiera aparecer en el examen.